agosto 22, 2017

GAME OVER. Ancelotti y Luis Enrique, fuera del Madrid y del Barcelona

Las estrellas son los verdaderos dueños del circo. Sin ellas, todo desaparece, el espectáculo, la afición, el dinero, en fin, todo lo que permite la existencia del fútbol como deporte rey en el planeta tierra. Carlo Ancelotti y Luis Enrique, entrenadores de dos de los equipos de fútbol más poderosos del mundo, retiran sus pertenencias de las instalaciones de sus respectivos clubes.

Carlo Ancelotti y Luis Enrique con un pie afuera del Real Madrid y el FC Barcelona

Carlo Ancelotti y Luis Enrique con un pie afuera del Real Madrid y el FC Barcelona

Las razones permanecían ocultas hasta hoy. Se habló estos días de deficiencias de liderazgo, de desencuentros financieros y hasta de aburrimiento profesional en uno y otro caso. Las desavenencias entre los directores de orquesta y sus respectivos primeros violines, sin embargo, Carlo Ancelotti y Luis Enrique, en representación del Real Madrid y del FC Barcelona por un lado, y los mega ídolos Cristiano Ronaldo y Leo Messi, terminaron por decantar una agonía cuya relevancia se mantuvo contenida hasta que finalmente se desbordó a las calles.

Messi “no se banca” a Luis Enrique. Leo es Leo. Es y se sabe el mejor jugador de todos los tiempos. No hay lugar del planeta donde ponga un pie en que no se lo venere como a una divinidad caída del cielo por obra del ser supremo. Su habilidad con el esférico no tiene parangón en la historia de este deporte, referida especialmente a su extraordinaria capacidad de poner la pelota exacta, en el momento exacto, en el lugar exacto, al milímetro para burlar la atención de un portero o ponerla en el pie de sus compañeros para definir el gol.

En el vestuario, en la cancha y en la sede del Barça, Messi dice agua y llueve.

Messi no se banca la frialdad de trato de Luis de Enrique. Finalmente le bajó el pulgar y no hizo falta más para que el entrenador azulgrana se encaminara al túnel de salida. El presidente Josep Maria Bartomeu ya firmó su despido.

Portugués contra italiano

El caso de Carlo Ancelotti con Cristiano Ronaldo tiene sus bemoles diferentes. Cristiano es un hombre que no tolera la más mínima observación crítica hacia su desempeño profesional. Lo único que Cristiano acepta como comentario a su performance por parte del “mister” (sea quien sea) es el silencio aprobatorio. Y Ancelotti no es hombre de callarse y tragar.

El presidente del Madrid, Florentino Pérez, hombre conciliador y paciente si los hay, no ha tenido otra alternativa que relevar al técnico italiano. “O va él, o me voy yo”, bramó Cristiano Ronaldo en el despacho auxiliar de Florentino en el Bernabeu.

Fuentes próximas al entorno del futbolista portugués aseguran que el crack ya tenía tratativas con un club de la Premier League, muy avanzadas.

Ancelotti y Luis Enrique: game over

 

Posts relacionados