junio 22, 2018

Mónica Oltra o Ximo Puig, Montiel y Punset: del hagan juego al no va más en la Comunitat Valenciana

Compromís y Podemos por un lado, socialistas, Ciudadanos e incluso Izquierda Unida, mueven sus fichas febrilmente por estas horas, en la antesala de definiciones que son seguidas con atención en todo el territorio nacional.


Mónica Oltra y Carolina Punset, de Compromís y Ciudadanos, almuerzan sobre un escenario de presiones nacionales

Mónica Oltra y Carolina Punset, de Compromís y Ciudadanos, almuerzan sobre un escenario de presiones nacionales

 


 

Las negociaciones a 3, 4 y hasta 5 bandas en la Comunidad Valencia siguen a todo ritmo. Las apuestas por Mónica Oltra o Ximo Puig para la presidencia de las Cortes Valencianas están parejas, “al borde del equilibrio”, según una fuente de primera línea, o del desequilibrio, según como se mire. En cualquier caso, un soplo audaz o inesperado,  puede hacer caer la cortina a favor de uno u otro.

Hoy almorzaron juntas Mónica Oltra, “la Lara Croft valenciana”, azote del Partido Popular, y Carolina Punset, representante regional de Ciudadanos, el partido bisagra de Albert Rivera. El mismo día que amaneció con otra jugada fuerte de Francisco Marhuenda (ayer cargó contra Manuela Carmena) desde la portada de La Razón suya, sembrando la especie de que el Partido Socialista valenciano pactaría con Ciudadanos en contra de Compromís, el partido de Oltra. En la misma dirección se desliza también hoy el diario conservador nacional El Mundo, coincidencia que a primera hora del día justificó la conjetura de una operación de presión mediática acuñada en Ferraz.

Paralelamente, no han cesado de filtrarse indicios de una “luna de miel” entre Compromís de Oltra y Podemos de Montiel, que aparentan cada cual por su lado que no se han reunido a solas, para no atizar el escozor del socialista Puig, que ya bastante tiene con el apremio de su secretario general Pedro Sánchez que ve en el ajedrez de Valencia una carta simbólica de su apuesta por doblegar a Cifuentes en la Comunidad de Madrid, a favor del profesor Gabilondo.

El inédito campo de operaciones trazado por las urnas el 24M se presenta fascinante, propiciando las hipótesis más diversas, en tertulias que compiten en interés con las pasiones que despierta el fútbol en la península ibérica.

Una nueva cultura de pactos múltiples se abre camino

Toda esa turbidez habrá de decantarse en buena medida en poco menos de dos semanas. La España que sobrevenga tardará en hacerse reconocible incluso, o sobre todo, para los propios españoles, no acostumbrados a que el resultado de sus elecciones desencadene tamaño jeroglífico de incertidumbres.

La jornada tuvo otro ingrediente relevante en la numerosa reunión celebrada en la moderna Seu de Compromís en la céntrica  avenida Guillem de Castro, entre representantes del “tripartito” -Compromís, PSPV y Podemos- para avanzar en la consideración de las cinco líneas temáticas acordadas días atrás.

La prensa local, entretanto, no hace más que calcarse entre sí cualquier mínima alusión al contencioso entre el presidenciable Puig y la desafiante Mónica Oltra.

Posts relacionados