diciembre 11, 2017

Rajoy da retoques nimios a su gabinete, camino a las elecciones generales a fin de año

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno y del Partido Popular anunció cambios mínimos en la cúpula de la formación que gobierna España de cara a la dura campaña electoral que se avecina, sin anunciar de momento ninguna modificación en el Ejecutivo.


 

Rajoy no hizo ningún comentario sobre el Gobierno

Rajoy no hizo ningún comentario sobre el Gobierno

En una intervención tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, Mariano Rajoy anunció varias nuevas vicesecretarías y un director de campaña para las elecciones generales previstas para final de año, pero no realizó cambios de calado y mantuvo al frente del partido a María Dolores de Cospedal, con cuyo recambio se había especulado.

Entre las pocas novedades que anunció Rajoy estuvo la convocatoria de una conferencia política el 11 y 12 julio que serviría de base para el programa electoral, tras achacar una vez más la pérdida de votantes a los casos de corrupción y los efectos de la crisis, así como a una comunicación “mejorable”.

“Todos debemos salir más, hablar más, explicar y relacionarnos mucho más con todos los españoles”, dijo, en una intervención sin posibilidad de preguntas en la que dijo que asumirá un papel más activo en la dirección del PP, presidiendo la reunión semanal del Comité de Dirección del partido.

“Hemos pagado un precio muy alto, altísimo, por el comportamiento de algunos compañeros”, dijo en referencia a la corrupción en el partido, al tiempo que reconoció de nuevo que la mejoría de la economía “no es suficiente para quien lo pasa mal y está harto de pasarlo malo durante muchos años seguidos”.

Rajoy había apostado sus opciones electorales a la carta de la recuperación económica con proyecciones de crecimiento próximas al tres por ciento tras siete años de dura crisis pero muchos votantes le han dado la espalda.

Las duras políticas de austeridad para cumplir con los estrictos criterios de déficit, los numerosos casos de corrupción y los privilegios personificados en el binomio formado por los tradicionales PP y PSOE han sido aprovechados por nuevas formaciones que han sabido capitalizar el descontento.

El Partido Popular fue el partido más votado en las elecciones regionales y municipales del mes pasado en toda España, pero sufrió una pérdida de casi 2,5 millones de votos, una debacle que le ha costado muchos de sus bastiones municipales y, previsiblemente, regionales, en muchos casos con pactos entre otras formaciones políticas unidas en su contra.

Rajoy, que habló en calidad de líder del partido, no hizo ningún comentario sobre el Gobierno, en el que anteriormente ha dicho que también habría cambios a finales de mes, por lo que la atención estará ahora en la reunión semanal que celebra el viernes el Ejecutivo.

Fantasmas electorales

Con los cambios, Rajoy, que aún no ha revelado la fecha de las elecciones generales, quiere hacer frente a un espectro político español más fragmentado con la irrupción de nuevas formaciones políticas.

El mandatario conservador atacó como viene haciendo en las últimas semanas al principal partido de la oposición, el Partido Socialista, acusándole de pactar con partidos “extremistas” y advirtiendo sobre los riesgos para la economía y la sociedad de estas alianzas.

Estas maquinaciones de hoy no son más que el preludio de lo que puede ocurrir dentro de unos meses si no obtenemos una victoria que lo impida”, dijo Rajoy, insistiendo una vez más en el mantra que ha defendido el partido tras las comicios del 24 de mayo de que sigue siendo la fuerza más votada del país.

“(En el PSOE) abrazan a cualquier grupo extremista, marginal, antisistema”, dijo en referencia a Podemos y plataformas en las que participa el grupo dirigido por Pablo Iglesias, que junto con Ciudadanos ha socavado el tradicional bipartidismo político en España.

Rajoy anunció el jueves su intención de presentar los presupuestos generales para el año 2016 antes de que finalice la actual legislatura, lo que implicaría que no habrá elecciones generales anticipadas. REUTERS

 

Posts relacionados