agosto 22, 2017

22.000 jóvenes valencianos han tenido que emigrar forzosamente por razones socioeconómicas

Cerca de 22.000 jóvenes de la Comunitat han tenido que emigrar entre 2009 y 2013, mientras que el coste de la emigración juvenil sobre la economía valenciana en los próximos diez años asciende a 8.275 millones de euros, lo que equivale a más del doble del presupuesto de Educación, Cultura y Deporte en 2015.


260.000 jóvenes valencianos, el 33 % de la población joven entre 17 y 30 años, están en riesgo de exclusión social

260.000 jóvenes valencianos, el 33 % de la población joven entre 17 y 30 años, están en riesgo de exclusión social


Así lo recoge el informe “Juventud Necesaria. Conseqüències econòmiques i socials de la situació de la Joventut Valenciana”, del sociólogo Daniel Sorando y el psicólogo social Stefano de Marco, que han entregado a la vicepresidenta del Consell, Mònica Oltra, miembros del Consell de la Joventut de la Comunitat y el Consejo de la Juventud de España.

En cada oleada anual de migrantes con niveles educativos equivalentes a los de la población general de jóvenes valencianos, se ha calculado que la Comunitat podría perder, entre los años 2015 y 2025, alrededor del 4,7 % de su PIB, según un comunicado de la Generalitat.

Esa cantidad hace referencia al total de la inversión que han realizado las administraciones públicas en la educación de los jóvenes que emigran al extranjero, de la cual se aprovecharían los países receptores.

A ello, cabe añadir una pérdida del equivalente del 2,5 % del PIB del mismo en impuestos no recaudados durante dicha década.

La segunda proyección, más pesimista, parte de la hipótesis de que la gran mayoría de jóvenes que emigran al extranjero tienen formación secundaria superior o universitaria, y en este caso las cifras ascienden al 5,6 % de inversión educativa y al 2,8 % de impuestos no recaudados.

EXCLUSIÓN, POBREZA, EMIGRACIÓN

Los datos de desempleo juvenil reflejan un incremento sobresaliente de la precariedad entre 18 y 24 años en la Comunitat, con una tasa de desempleo joven superior al 55 %, especialmente entre aquellos con estudios primarios.

Además, el porcentaje de población valenciana en condiciones de pobreza ha llegado a ser superior al porcentaje medio del resto del Estado, debido a su crecimiento sostenido desde 2007.

El informe hace hincapié en que invertir en juventud y evitar que los jóvenes emigren permite aprovechar la inversión educativa para sustentar el desarrollo de un territorio, además de fortalecer su recaudación tributaria.

Indica también que la tasa de emancipación en la Comunitat ha descendido hasta ser inferior a la media estatal desde 2013, debido al elevado desempleo juvenil y las dificultades de acceso a la vivienda, cuyo coste supera el 30 % de los ingresos de un hogar joven, en el caso de la propiedad, y del 27 % en el alquiler.

Asimismo, el estudio analiza algunas dinámicas de envejecimiento en la Comunitat y refleja que en el año 2014 el porcentaje de jóvenes entre 15 y 29 años fue de 15,6 %, con un descenso en 8,4 puntos respecto al año 1998.

El secretario autonómico de Inclusión y de la Agencia Valenciana de la Igualdad, Alberto Ibáñez, ha manifestado tras la reunión que, por primera vez, los jóvenes son “un colectivo vulnerable y en riesgo de exclusión social, incluso por encima del colectivo de pensionistas”.

Ha destacado que 260.000 jóvenes valencianos, el 33 % de la población joven entre 17 y 30 años, están en riesgo de exclusión social, además de los 22.000 jóvenes valencianos que han tenido que “emigrar forzosamente por razones socioeconómicas”. EFE

Posts relacionados