agosto 22, 2017

Cúpula independentista catalana enfrenta carta del arzobispo de Valencia por la unidad de España

El líder de Junts pel Sí, Raül Romeva, ha replicado hoy a la banca y al cardenal arzobispo Antonio Cañizares que “no es necesario que se preocupen” por los “bolsillos y las almas” de los catalanes y ha afirmado que su candidatura no promete un “paraíso”, pero tampoco acepta “historias de terror”.


Cañizares ha hecho pública una carta firmada también por el obispo auxiliar de Valencia, monseñor Esteban Escudero, "ante la gravedad y lo decisivo de la situación que atravesamos"

Cañizares ha hecho pública una carta firmada también por el obispo auxiliar de Valencia, monseñor Esteban Escudero, “ante la gravedad y lo decisivo de la situación que atravesamos”


Romeva ha compartido hoy escenario con el número cuatro de la candidatura, el president Artur Mas (CDC), el número cinco, Oriol Junqueras (ERC), y el número uno por Lleida, Josep Maria Forné, en la plaza Sant Joan de la capital ilerdense.

En su discurso, Romeva y Junqueras han replicado al cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, que ha convocado una vigilia este viernes a las 20 horas en la Catedral de Valencia para rezar “por España y su unidad”.

Junqueras, que se ha definido como creyente, ha afirmado que es “bien legítimo” orar por la unidad de España pero le ha dicho a Cañizares, al que ha calificado como “hermano en la fe”, que “una lectura rápida del Evangelio” hallará pasajes que apuntan a que no se debe “mezclar” fe y política.

“Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, ha añadido el republicano, que ha ironizado: “Quien tienta a Jesús con un reino terrenal es el demonio”.

“HARTOS DE ESPERAR”

Por su parte, Romeva, en alusión a Cañizares y también al comunicado de las asociaciones de bancos y cajas, ha dicho en tono irónico que es “enternecedor” que se preocupen “por nuestros bolsillos y nuestras almas”, pero ha añadido: “No es necesario que se preocupen por nosotros, ya lo podemos hacer solos”.

Romeva ha afirmado que están “hartos de esperar a que nos digan qué podemos ser, que nos autoricen a ser” y se ha reafirmado en lograr la “plenitud de un Estado para Cataluña”, sin obviar las dificultades que comporta este camino.

“No prometemos un paraíso”, ha afirmado el líder de Junts pel Sí, que ha reivindicado el derecho del pueblo de Cataluña a “equivocarse” en sus decisiones sobre su futuro.

Pero al igual que no prometen “cuentos de hadas” tampoco aceptarán, ha dicho, “historias de terror”, como la “asfixia” del Estado a Cataluña y sus políticas “limitadoras” del autogobierno, de las que ha llamado a “liberarse” el 27S. EFE

Posts relacionados