noviembre 20, 2017

La ONU aprueba su plan más ambicioso para terminar con la pobreza extrema en 15 años

La ONU aprobó hoy un nuevo programa para el desarrollo, el más ambicioso en los 70 años de la organización, con el objetivo último de terminar con la pobreza extrema en todo el mundo en un plazo de quince años.


La Asamblea General de la ONU aprueba 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible

La Asamblea General de la ONU aprueba 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible


“Hemos alcanzado un momento definitorio en la historia de la Humanidad (…). Necesitaremos una asociación mundial renovada”, afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, al presentar el nuevo programa de desarrollo.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sustituyen a los anteriores, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), puestos en marcha en el año 2000 y que vencen este año, un programa que se cierra con éxitos, pero también con retrasos.

El nuevo plan se aprobó al comienzo de una cumbre de tres días en la sede de Naciones Unidas a la que asistirán unos 150 jefes de estado y de gobierno, un número de gobernantes sin precedentes para una conferencia internacional de las Naciones Unidas.

Las nuevas metas de la ONU afectan a múltiples aspectos de la vida humana y de su entorno, fijan sistemas de revisión de cumplimiento cada cinco años y, por primera vez, ligan a países desarrollados y en desarrollo.

ELIMINAR LA POBREZA

Será un programa que adoptará cada nación, de acuerdo con sus necesidades y los parámetros generales, con una aplicación universal, pero, como reconoció el propio Ban, uno de los principales desafíos a que se enfrenta es su aplicación.

“La verdadera prueba para el compromiso de la agenda del 2030 será la aplicación”, afirmó Ban. “Necesitamos acciones para todos, y en todos los lugares”, afirmó.

La reducción de la pobreza era una de las principales metas del plan anterior, pero la de ahora el objetivo es borrarla del mapa.

Al inicio de la sesión, tanto el primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, como el presidente ugandés, Yoweri Musenevi, ambos copresidentes de la cumbre, recordaron que el programa anterior permitió sacar de la extrema pobreza a mil millones de personas.

“Esta cumbre es la culminación de meses de esfuerzos incansables y un compromiso sin precedentes de parte de los estados miembros”, afirmó el presidente de Uganda.

En declaraciones a los periodistas después de la apertura de la cumbre, Ban Ki-moon dijo que estos objetivos surgen del proceso más inclusivo en la historia de la ONU.

Están implicados los 193 estados miembros de la organización, miles de ONGs y representantes del sector privado.

“Si combinamos todos estos números, serán cerca de 8,5 millones de personas y organizaciones las que han sido consultadas sobre qué tipo de planeta y qué tipo de futuro quieren que tengamos. Y hemos tomado nota del mensaje”, afirmó Ban.

El acto tuvo un preludio histórico, la participación del papa Francisco, quien, entre otros temas, defendió la protección medioambiental y afirmó que cualquier daño a la naturaleza “es un daño a la humanidad”.

Era la primera vez que un papa se dirigía a un número tan alto de gobernantes del mundo en la Asamblea General de la ONU, donde acudió para pronunciar su mensaje dentro de su viaje oficial a Estados Unidos.

Aparte de los discursos oficiales, la ONU quiso darle una pincelada musical a la ocasión y la colombiana Shakira, vestida de blanco, entonó las notas de “Imagine”, de John Lennon, y el ritmo de Angelique Kidjo, de Benin, hizo mover en su asiento a muchos asistentes.

También hizo su aporte la premio nobel de la paz Malala Yousafzai, quien compareció en la Asamblea General acompañada de 193 jóvenes, uno por cada Estado miembro de la ONU.

“El mundo necesita un cambio”, afirmó la activista de derechos humanos paquistaní. EFE

Posts relacionados