julio 22, 2017

Aplicación valenciana mejora la accesibilidad a personas con movilidad reducida

Una nueva aplicación desarrollada por investigadores valencianos ofrece información en tiempo real sobre el estado de la vías e infraestructuras y sus posibles obstáculos, lo que permite mejorar la accesibilidad en los espacios públicos y facilitar los desplazamientos a personas con movilidad reducida.


La aplicación despertó "gran interés" entre los participantes en las sesiones del "Speed Networking" del segundo Foro de Innovación Social

La aplicación despertó “gran interés” entre los participantes en las sesiones del “Speed Networking” del segundo Foro de Innovación Social


Se trata de Hécate, una nueva plataforma desarrollada por investigadores del Instituto ITACA de la Universitat Politècnica de València y la Fundación CEDAT y que esta semana se ha presentado en el II Foro de Innovación social celebrado en la Ciudad Politécnica de la Innovación.

Según han destacado a EFE los investigadores del proyecto, esta nueva aplicación ayudaría a las diferentes administraciones a planificar las actuaciones necesarias para solucionar las deficiencias que se detectan.

El investigador de ITACA Vicente Traver ha destacado a EFE que Hécate está integrada por dos aplicaciones, una de ellas GIA, una herramienta de gestión para profesionales que permite validar, planificar y gestionar la accesibilidad de los espacios públicos según información urbanística y arquitectónica generada por los ciudadanos, ayuntamientos y el propio profesional.

Esta herramienta está desarrollada por técnicos de accesibilidad y permite de una manera fácil y estandarizada valorar el grado de accesibilidad de una ciudad, identificar aquellos puntos de mejora y planificar las actuaciones necesarias para solucionar las carencias detectadas, al tiempo que valora el coste que supondría eliminar esas limitaciones.

“Las características de la plataforma permiten su fácil adaptación a las diferentes normativas de accesibilidad existentes que en ocasiones hace muy complicada esta valoración, pues existen leyes de accesibilidad estatales, autonómicas y locales”, ha apuntado.

La segunda herramienta se denomina Vadeo 2.0 y es una aplicación de red social online que permite al usuario conocer en tiempo real el nivel de accesibilidad de los espacios públicos, denunciar deficiencias en cualquier vía o parque y además está diseñada para poder trazar rutas accesibles entre distintos puntos.

La técnica de accesibilidad de la Fundación CEDAT Ana Quintana ha explicado a EFE que garantizar la accesibilidad “significa que cualquier ciudadano sea capaz de desplazarse y comunicarse de forma segura y autónoma sin que se encuentre con ningún tipo de barreras”.

“Hécate ayuda a visibilizar las posibles barreras arquitectónicas que pueden impedir a las personas con movilidad reducida su libre circulación”, ha agregado.

PUNTO DE PARTIDA

Según la investigadora, con esta plataforma se pretende “mejorar la accesibilidad de nuestras ciudades y la calidad de vida de las personas con movilidad reducida“.

Las dos aplicaciones -GIA y Vadeo 2.0- pueden complementarse o bien utilizarse de forma independiente.

Hécate permite a las entidades públicas disponer de información actualizada y precisa sobre el estado de sus vías e infraestructuras y usarla para hacer una planificación de obra y accesibilidad más eficiente.

Asimismo, acerca las nuevas tecnologías y redes sociales a los ciudadanos, asociaciones y colectivos, de forma que “los hace partícipe en las mejoras” de su entorno, según han explicado los responsables del proyecto, que han apuntado que, una vez completada su fase de desarrollo, estará a disposición de los interesados en su explotación.

El investigador de ITACA Vicente Traver dio a conocer el potencial de la aplicación en las sesiones del “Speed Networking” del segundo Foro de Innovación Social, donde despertó “gran interés” entre los participantes.

En concreto, ha destacado que hubo empresas que lo veían compatible con sus servicios en el mundo de la accesibilidad, “institutos de investigación con proyectos en esta materia que lo querían como punto de partida para crecer en servicios y algún ayuntamiento que se planteaba como lo podían integrar en sus servicios”. EFE

Posts relacionados