noviembre 14, 2018

Ricardo Darín vuelve a Valencia con Escenas de la vida conyugal en el teatro Olimpia

Ricardo Darín, ausente durante años de los teatros españoles, vuelve a Valencia con Escenas de la vida conyugal, de Ingmar Berman, esta vez acompañado por la actriz Erica Rivas, que también intervenía en Relatos salvajes, donde la argentina protagonizaba la última escena.


“Escenas de la vida conyugal” es una versión teatral que Ingmar Bergman hiciera sobre su propia película, con la que obtuvo entre otros galardones, el Globo de Oro a la Mejor Película Extranjera.

“Escenas de la vida conyugal” es una versión teatral que Ingmar Bergman hiciera sobre su propia película, con la que obtuvo entre otros galardones, el Globo de Oro a la Mejor Película Extranjera.


El flamante ganador de la Concha de Plata del Festival de San Sebastián, junto a Javier Cámara, por su trabajo en Truman, comentó a Efe la “emoción” (“Estoy ansioso”, ha dicho) que le supone regresar a Madrid, donde no ha pisado un escenario desde 2005, cuando interpretó Arte, de Yasmina Reza, una obra que cosechó más de 70.000 espectadores. “Estamos contentos y un poco nerviosos. Cada representación (…) supone una sensación vertiginosa: el no saber cómo va a ser la conexión con la audiencia”, dice Darín, como si no supiera que el público español le espera expectante.

Es, sin embargo, la primera vez en las tablas españolas para Erica Rivas, la “novia” sincera y frustrada, capaz de todo, en el último de los Relatos salvajes. “Los dos papeles contienen una crítica feroz a la institución matrimonial, pero dan soluciones distintas a los problemas: Bergman -explica Rivas a preguntas de Efe- propone una sinceridad en la pareja que en ‘Relatos…’ no existía”. “Estar con ella en el escenario es altamente vertiginoso; su cabeza va tan rápido que yo se lo veo en los ojos y pienso: ‘Qué va a decir ahora'”, apunta Darín entre las risas vergonzosas de la argentina.

Norma Aleandro, que ya interpretara en 1992 esta misma obra junto a Alfredo Alcón, es ahora la encargada de dirigir esta nueva versión de la obra que Bergman escribió originariamente para la televisión sueca en 1973, con Liv Ullman y Earland Josephson; seis capítulos que acabaron con el tiempo convertidos en un largometraje.

En 1981, Bergman adaptó él mismo el guión cinematográfico al formato teatral y la estrenó en un teatro alemán donde se encontraba exiliado voluntariamente, tras haber sido acusado en Suecia por evasión de impuestos.

La obra, que en su momento cambió el significado de la palabra matrimonio, ha comentado Boadella, es una comedia que cuenta un desastre real, como saben todos cuantos hayan vivido una separación o un divorcio: “Una comedia -ha considerado- hay que hacerla trágicamente”.

Del vestuario se ha encargado Renata Schussheim; de la escenografía, Juan Lepes; y del diseño de iluminación, Gonzalo Córdova, el mismo equipo responsable en Argentina, donde ha pasado varias temporadas con gran éxito.
“Norma es no sólo una gran actriz, sino también una gran directora -asegura Darín-. Es de esas personas que prefieren no apoyarse demasiado en lo conocido sino en el trabajo de los actores”.

El actor disculpó la ausencia de Aleandro, convaleciente por un problema de salud, pero aseguró que el equipo tiene “tanto kilometraje con esta pieza” que se atreven a comenzar sin ella.

En la obra, Juan y Mariana hablan sobre su matrimonio y la relación que mantienen después de divorciarse; en un ámbito atemporal, se entregan a un juego en el que alternativamente son actores y personajes, traspasando la cuarta pared y haciendo cómplices a los espectadores.

El público, inevitablemente, se ve reflejado en alguna de las situaciones a veces divertidas, a veces, dramáticas, y otras, hasta violentas.
Al salir, el público se va “movilizado”, dice Darín, porque invita a reflexionar, a discutir de la mejor forma posible, que es después de haberse divertido.
“Y a los que están a punto de divorciarse -bromea el argentino, nacionalizado español y casado durante casi treinta años- no es que les recomiende la obra, les sugiero que recapaciten. Y si deciden hacerlo, que lo hagan cuanto antes, que no dilaten el sufrimiento”. EFE


FICHA TÉCNICA

En esta obra de Ingmar Bergman dirigida por Norma Aleandro, sus protagonistas, Juan (Ricardo Darín) y Mariana (Érica Rivas), relatan al público una secuencia de escenas que tiene que ver con su matrimonio, y la relación que mantienen luego de su divorcio. En un ámbito atemporal y sin referencias concretas a ninguna época, se entregan a un juego en el que alternativamente son actores y personajes, traspasando la cuarta pared y haciendo cómplices a los espectadores que inevitablemente se ven reflejados en muchas de las situaciones que esos dos seres se plantean y que pueden resultar divertidas, dramáticas y hasta violentas pero que siempre tienen que ver con el amor y la condición humana. Y en eso reside el verdadero valor y el éxito de esta pieza. Habla de cosas que todos sabemos, conocemos y seguramente hemos vivido.

AUTOR
INGMAR BERGMAN

DIRECCIÓN
NORMA ALEANDRO
PRODUCCIÓN
MAIPO

Del 18 de noviembre al 6 de diciembre

PRECIOS

PATIO 1 48,50€
PATIO 2 43,50€
PISO PREFERENTE 38,50€
PISO 33,50€

Posts relacionados