noviembre 21, 2017

19 muertos por bombardeo de EEUU en hospital de Médicos sin Fronteras en Afganistán

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) elevó a 19 la cifra de personas fallecidas, 12 son trabajadores y siete pacientes, en el bombardeo que tuvo lugar hoy en el hospital que tiene en la localidad afgana de Kunduz, al norte del país, posiblemente blanco de la aviación estadounidense.


Fotografía facilitada por Médicos Sin Frontera (MSF) de dos miembros del personal en shock descansan en una zona del hospital de Kunduz, en Afganistán, después de ser bombardeado.

Fotografía facilitada por Médicos Sin Frontera (MSF) de dos miembros del personal en shock descansan en una zona del hospital de Kunduz, en Afganistán, después de ser bombardeado.


Según el balance de MSF, todavía provisional y comunicado a través de la red social Twitter, doce de los muertos son trabajadores de la ONG y siete pacientes, tres de ellos niños.

Además, 37 personas se encuentran heridas de gravedad, la mayor parte de las cuales fueron trasladadas al centro de Puli Khumri, situado a dos horas de ruta de Kunduz.

Diecinueve de los heridos son miembros de MSF y cinco de ellos se encuentran en estado crítico, mientras que 16 son pacientes que estaban siendo tratados en el hospital.

MSF considera el bombardeo a su hospital como “una violación de las leyes humanitarias internacionales” y pide que la coalición internacional tenga “total transparencia” en la investigación del mismo.

“Estamos profundamente impactados por el ataque, por la muerte de nuestros compañeros y pacientes y por el alto precio que está sufriendo la sanidad en Kunduz”, dijo el director de operaciones de MSF, Bart Janssens.

El organismo humanitario condenó el ataque aéreo que ha acabado con la vida de al menos nueve de sus trabajadores en su hospital de Kunduz, y ha denunciado que había informado a “todos” los bandos enfrentados de la localización exacta de este centro médico.

“MSF condena en los términos más enérgicos posibles el horrible bombardeo de su hospital en Kunduz cuando estaba lleno de personal y pacientes”, sostuvo.

La organización médica de MSF sostuvo que los ataques aéreos en su hospital continuaron durante más de 30 minutos después de que los militares de Estados Unidos y las autoridades afganas fueron alertadas de la ubicación del centro.

El hospital de MSF es la única instalación de su tipo en toda la región del noreste de Afganistán, y ofrece principalmente cuidados en traumatología.

EEUU ADMITE E “INVESTIGA”

Estados Unidos reconoció hoy que ha podido producir “daño colateral” en una instalación médica en un bombardeo en Kunduz, en el norte de Afganistán, y dijo que investiga el incidente.

El portavoz de las tropas estadounidenses en Afganistán, el coronel Brian Tribus, informó a Efe de que hubo un “ataque aéreo en Kunduz a las 2.15, hora local (9.45 GMT del viernes) contra individuos amenazando al contingente”.

“El ataque puede haber producido daño colateral a una instalación médica cercana. El incidente está bajo investigación”, indicó. EFE

Posts relacionados