noviembre 21, 2017

El Valencia CF sigue sin mostrar lo necesario para acceder a la Liga de Campeones

El Valencia ha llegado al segundo parón de la temporada con casi todo por mostrar, tras un inicio con muchas dudas en el campeonato de Liga y con la obligación de no fallar en la Liga de Campeones.


El rendimiento que el Valencia demuestra esta temporada es muy distinta al de hace un año. Casi la mitad, ya que frente a los diecisiete puntos sumados hace un año, en la actualidad tan solo lleva nueve.

El rendimiento que el Valencia demuestra esta temporada es muy distinta al de hace un año. Casi la mitad, ya que frente a los diecisiete puntos sumados hace un año, en la actualidad tan solo lleva nueve.

Tras siete jornadas de competición liguera, el Valencia solo acumula nueve puntos de los veintiuno ya disputados, registro que queda muy lejos del esperado, ya que el objetivo del club es acceder de forma directa a la próxima edición de la Liga de Campeones, para lo que necesita acabar la Liga como mínimo en el tercer puesto.

Además, en el encuentro perdido el domingo en Builbao recibió tres goles, cifra que contrasta con los dos que le habían marcado en los 540 minutos de fútbol correspondientes a las seis jornadas anteriores.

Aunque el Valencia no se ha prodigado de cara a puerta desde el inicio del campeonato de Liga, al menos era muy sólido en la retaguardia, virtud que no ha quedado patente en el encuentro perdido en San Mamés ante el Athletic por 3-1.

A estas alturas de la temporada, con once encuentros ya disputados entre las dos competiciones, se ha confirmado que el equipo que entrena Nuno Espirito Santo no ha encontrado su patrón de juego al no haber impuesto su superioridad en ninguno de los encuentros jugados hasta el momento.

En Bilbao, solo demostró ser mejor que el Athletic en los poco más de diez minutos en los que estuvo con ventaja en el marcador a mitad de la primera parte, pero tras la igualada del conjunto vasco estuvo casi siempre a merced de su rival.

En Europa, el Valencia consiguió meterse en la fase de grupos de la Liga de Campeones al superar al Mónaco, ronda en la que acumula una decepción y un buen resultado.

DEMASIADOS CAMBIOS

Debutó con una derrota por 2-3 en casa ante el Zenit en un partido que no mereció perder, pero recuperó la segunda posición del grupo al ganar en Lyon al Olimpique por 0-1 en un partido en el que completó un buen primer tiempo.

Ahora tiene tres puntos y está por detrás del Zenit, que acumula seis, y por delante del Olimpique y el Gante, que llevan uno cada uno, por lo que en la inmediata doble confrontación ante el Gante tiene la posibilidad de acercarse a la clasificación para octavos de final.

Los constantes cambios en las alineaciones con un elevado número de rotaciones han sido uno de los factores que han incidido en el bajo rendimiento mostrado por el Valencia, algunas de ellas como consecuencia de diferentes lesiones.

A la de larga duración del guardameta titular Diego Alves, que tardará varios meses en volver a jugar, se une la de André Gomes quien aunque ya reapareció, volvió a caer y ha vuelto a jugar, todavía no se encuentra al cien por cien.

Además, son varios los futbolistas que se han perdido al menos un encuentro por lesión como es el caso de Aymen Abdennour, Enzo Pérez o Pablo Piatti, sin olvidar a José Luis Gayà, que cayó hace dos además ante el Espanyol y se ha perdido los tres últimos encuentros.

El parón competitivo de esta semana puede permitir que el bloque de Nuno avance en la preparación hacia una mejoría de su situación para volver a la competición con las ideas más claras a partir del encuentro Valencia-Málaga de sábado 17 en Mestalla, con el que el Valencia volverá a competir. EFE

Posts relacionados