junio 28, 2017

Jorge Rodríguez: “Los valencianos han dejado de avergonzarse de la Diputación”

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha manifestado su convencimiento de que en los cien primeros días de gestión del nuevo gobierno de la corporación provincial se ha conseguido que “los valencianos dejen de avergonzarse de la Diputación”.


Vicepresidenta, Maria Josep Amigó, y presidente Jorge Rodríguez

Vicepresidenta, Maria Josep Amigó, y presidente Jorge Rodríguez


En un comunicado, Rodríguez, junto con la vicepresidenta de la corporación, María Josep Amigó, hace balance de su primer trimestre en la presidencia, y valora tanto la acción política, los cambios de estrategia, como la “mejora de la reputación” de la corporación.

Destaca, entre otras medidas, el cambio experimentado en la gestión, en la percepción de la sociedad y en las nuevas formas de gobernar sobre tres ejes estratégicos: “autonomía municipal, cooperación institucional y transparencia”.

Según defiende, uno de los retos “imprescindibles” para el nuevo gobierno de la corporación era imprimir un “nuevo carácter” a la Diputación, que a su juicio ha de ser “digna” y “no pueda volver a avergonzar a los valencianos”, así como estar a la altura que los ciudadanos esperan de esta institución.

“Estoy convencido de que en cien días hemos conseguido que los valencianos dejen de avergonzarse de la Diputación”, ha señalado, y ha destacado que el nuevo Gobierno “ya ha marcado su estilo y sus políticas, basadas en los grandes ejes de la autonomía municipal, la colaboración institucional y la transparencia”.

Ha aseverado que “hasta el Partido Popular ya ha pedido ser de la nueva Diputación”, y ha atribuido la actitud de los populares a que “será que de la vieja no deben sentirse demasiado orgullosos”.

La institución, ha precisado, “ha dejado de ser unidireccional” y ha puesto el ejemplo la presentación por parte de los ayuntamientos de cerca de 1.500 proyectos al Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles, y las puertas han sido abiertas a colectivos que las habían tenido cerradas “injustamente”.

Del mismo modo, Rodríguez ha señalado que la Diputación va a gestionar “al lado de los ayuntamientos”, con iniciativas como el futuro catálogo de servicios o la posibilidad de encontrar una solución mancomunada como pueda ser una policía comarcal, y participará en programas como Xarxa Llibres.

Como “metas conseguidas”, ha destacado el nuevo Servicio de Transparencia y Buen Gobierno, así como el plan estratégico contra la violencia de género.

ESCUCHAR Y DAR LA CARA

“Hemos hecho desaparecer los caprichos, el clientelismo y el estás conmigo o contra mí”, ha destacado Rodríguez.

Por su parte, la vicepresidenta de la corporación, María Josep Amigó, ha destacado que el nuevo gobierno, lo primero que ha hecho ha sido ha sido “escuchar” y “dar la cara en lugar de la espalda”.

Para Amigó, “la racionalización, la objetividad, la transparencia y la autonomía local” son “marca de la casa”, y ha señalado que la Diputación ejercerá de coordinadora del “Pacto de alcaldes”, que facilitará la adhesión de los municipios valencianos y coordinará la lucha local contra el cambio climático.

Del mismo modo, ha destacado el cambio en las direcciones de los museos dependientes de la Diputación, y ha informado de que potenciará los centros de estudios comarcales, “como una herramienta para el estudio y la difusión de nuestra cultura”.

Por otra parte, ha anunciado que su departamento está preparando un “Smart región”, un proyecto que permitirá extender el concepto de “Smart city”, de ciudad inteligente, a los municipios, y para el que necesitarán subvenciones del Ministerio.

En materia de turismo, ha señalado que se está trabajando para la confección de un plan estratégico en el que participen todos los actores del sector, entre ellos la Generalitat, Ayuntamiento de Valencia y las universidades, y apostará por la tecnología aplicada al turismo. EFE

Posts relacionados